Te esperamos en nuestra sucursal blog

Seguramente alguna vez dijiste en broma que alguien te “rompe las pelotas” o bien te referiste a tu amiguito como “la sin hueso”, pero, ¿existen fracturas en el órgano sexual del hombre?

No es una leyenda urbana: aunque no tiene hueso, el pene puede sufrir algo que también llamamos “fractura”, y la causa más habitual es una relación sexual especialmente brusca.

Dicha lesión puede causar deformidades permanentes como curvaturas, disfunción eréctil (no defunción eh?) o dolor durante el sexo, ¡por años!.

Pero vamos al grano, ¿cual es esa peligrosa pose?

Es LA AMAZONA.

El hombre se echa de espaldas como habitualmente, mientras que la mujer se pone de cuclillas al nivel de sus caderas, los pies al mismo lado, y se deja penetrar bajando suavemente. La curva del pene no está en el mismo sentido que la vagina, lo que es un inconveniente y una ventaja a la vez.

El inconveniente esta en el hecho de que un movimiento demasiado brusco puede torcer el pene dolorosamente, al hacer un mal cálculo en la penetración puede chocar y doblarse el miembro masculino.

Hay que tener en cuenta que esta es la postura más peligrosa de las habituales, no de todas. Lógicamente, cualquiera que suponga forzar al máximo el ángulo de curvatura (por ejemplo, la mujer sentada encima pero de espaldas al hombre, o de lado) es más peligrosa. Quizá las preferencias más extendidas de los hombres se deban sobre todo a esto, a una huida instintiva del dolor. Incluso hay otros estudios que hablan mal del perrito, tema de discusión en un siguiente post.

¿Y QUE PASA SI SE LESIONA EN PLENO PARTIDO TU 9 DE ÁREA?

En cuanto notés el dolor y la pérdida repentina de la erección, debés ponerte hielo envuelto en un trapo o tu misma ropa, y hacer que te vea un médico. La receta suele ser analgésicos y anti-inflamatorios, pero puede pasar que si la hinchazón y el hematoma son debidos a una fractura grave lo más probable es que necesites cirugía.

Recordá que no queremos preocuparte: insistimos en que es realmente difícil que pase. Si a ella le gusta “montar”, perfecto, pero lo dicho, con cuidadito pillines.

Y PARA VOS, ¿CUAL ES LA POSE MÁS PELIGROSA PARA EL CAPITÁN CALVO?