Te esperamos en nuestra sucursal blog

Sexo Tántrico

La mayoría de la gente sigue en un, dos, tres y listo. Sólo buscan el placer, durar lo máximo posible… el sexo tántrico va más allá de eso.

El sexo tántrico se basa en encuentros más duraderos y relajados, sin prisas… con besos profundos, abrazos con gran conexión emocional, múltiples juegos eróticos y rituales, sintiendo como fluye la energía por tu cuerpo y se funde con tu pareja.

La idea es que los hombres aprendan a tener orgasmos sin eyaculación, lo que implica tener un alto control sobre ésta. El orgasmo y la eyaculación son dos procesos diferentes, pudiendo tener un orgasmo o varios de ellos sin eyacular.

El tantra propone eyacular una vez cada diez actos sexuales, ya que se pierde energía sexual con cada eyaculación. De esta forma la energía sexual no se pierde, sino que se utiliza para un nuevo acto sexual.

En el Tantra, la mujer es el eje principal, es la energía renovadora y pura. Ella desempeña un papel de iniciadora y maestra de la sexualidad.