Tu maestr@ tu primer amor

 

Entre los amores que no se pueden concretar, un ejemplo clásico es el estudiante que se enamora de su profesora o profesor al que idealiza y atribuye cualidades similares a las de la pareja soñada.

No nos vamos a negar que en la vida, alguna vez nos enamoramos de nuestro maestro sucede en la escuela, colegio o en la universidad.

A muchos les ha ocurrido en diferentes momentos de su vida enamorarse de una persona con la que, por ciertas circunstancias, no se puede concretar el amor. Un ejemplo clásico es el de la alumna que se enamora perdidamente de su profesor. Otras veces, el amor imposible no se presenta de una manera tan patente, sino que surge cuando un joven se enamora de una mujer comprometida, o cuando una mujer tiene una aventura con un hombre con el que sabe que nunca va a llegar a nada.

El caso de los alumnos que se enamoran de sus profesores suele ser más común de lo que pensamos. En los pequeños solemos ver esa admiración que podría manifestarse a través de conductas que pueden confundirse con el amor.